viernes, 9 de marzo de 2018

Para Rocío


A tanto amor abierto a la palabra te quiero
se vuelven las campanas
páginas y flores, sonidos de bronce,
rosas y lirios
y el eco del río que de amor canta.

Ya de los vientos, Rocío mía
como el sonido que al beso tiembla
y habla de amor
el corazón lleno de voz, dulce poesía.

Flota la noche,
tu boca fluye como una mariposa
recién alada ya de su nido,
toda hermosa,
dulce y suave de mi amor vivo.


Ven a dejar tu aliento, en los labios,
en el beso.

Soy lo que tú eres.

Asterio Sorribes

martes, 27 de febrero de 2018

Para Asterio



De tu boca a la mía

De tu boca a la mía ya no hay distancia
en un solo suspiro puedo alcanzarla. 
Respirar el aliento que me convoca
a probar mil sabores de vino y rosas.

Apenas se separan nuestras palabras
cuando salen se funden muy lentamente,
transitan por el aire, no lo entiende la gente.

Dicen que perdimos de amor ya la cordura,
y reímos en brazos de este secreto
inventando vocablos inteligibles
concluyendo con pena y muy bajito;
¡poco saben del amor, del infinito!    


Rocío Redondo

domingo, 25 de febrero de 2018

Para Rocío




Voz en estéreo: 

Sí…por ti enloquecí
hasta vivir.

Voz en off:

Sí…puesto que vivir
es alargar el deseo de amarte.

 En Valladolid, así de repente, te quiero.          

Asterio Sorribes                                                        

viernes, 16 de febrero de 2018

Para Asterio


Los poros de mi piel te están llamando
reclamando a tus manos la firmeza
provocando delirios de grandeza
bordando filigranas de cristal.

Mi cuerpo es cuerda tensa de guitarra
de un concierto completo y triunfal,
al paso de tus manos se doblega
y atrevido te embriaga sin piedad.

Tus dedos que dormían las ausencias
reviven y no dejan de tocar,
mis vértices y cimas redondeas
componiendo un grandioso recital.

Piel a piel rimados y medidos
surco a surco sin normas sale igual
ensamblados en mágico misterio,
corceles desbocados sin final.

Escoltas mi silueta enardecida
entierras lo prosaico establecido
me rindo a tus propósitos prohibidos
abusando del tiempo y la equidad. 

No hay relojes, ni normas, ni prudencia
tan solo la energía y la apetencia
de alianza voluntaria y atrevida
que alumbra y dirige nuestra vidas.


Rocío (2009)

miércoles, 14 de febrero de 2018

Para Rocío


A libre viento este amor

Y la verde hoja 
se alza en savia abierta que cruza la noche
cuando un gesto rojo
abre tu belleza. Ahí está
desnuda la luna deshojando
en tus ojos este amor que por mis labios se agita.

Será violeta el cáliz de una noche de ausencias
que se cuela por la piel en embestida del recuerdo de tus besos,
aquí, en sobredosis de espera.
Escribo al impulso más bello de las cosas
cuando el secreto del tiempo esconde en lo invisible
el rumor dulce que extraña tu luz
en el renglón derramado de estos sueños.

Ahora te recuerdo en un punto cercano y escogido
donde un sonido claro
nos deja el corazón en las ramas del amor
colgado.
  
Como la vida necesito tu amor.

Asterio


martes, 13 de febrero de 2018

Para Asterio


En el último pétalo de la margarita,
esa que ilusamente deshojamos,
te encontré paciente y despistado.

Sentí que tu mirada seguía mis pasos
tu aliento daba sentido a mi respiración
y tu voz era un susurro emocionado.

Me detuve por casualidad, tal vez cansada
y decidí prestarte una atención acompasada.

Me fascinaron tus manos
y de ellas espere tiernas caricias,
tus ojos como tímida luciérnaga
alumbraron la tiniebla que me habita.

Tu alegre caminar
 elevo mis vacios a la nube más alta,
me colgaste del halo de tu risa
y acunaste mi niebla con tu dulce sonrisa.

Tu infinita sencillez
te da un brillo estelar
eres… el que siempre espere.

Te miro y admiro
soy ahora una espectadora
de tu quehacer diario,
 contenta y serena veo pasar las horas.

Y doy gracias y canto
pues me siento agraciada
de tenerte en mi vida
de compartir tu estancia.


Rocío (2009)

domingo, 11 de febrero de 2018

Para Rocío


A cualquier hora  por la mañana


Arrojadas las palabras se entrecruzan
por las ramas verdes del aire
hasta la presencia largo tiempo contenidas
que el instante inmortaliza
en tu cintura.

Quizá la luna abandonó su órbita.

Pensamientos de verdes sueños
se hospedan al sentir de la alegría
que saborea a sorbos el mágico suceso del amor
a la sazón de la insistente risa de dios.

Me acordé de tus ojos y de la luna llena que la contenían.


Estallido verde de violines,
iris de bailes hacia el cristal que mira
desde mi espadaña norte de ojos claros
una bandada de lirios por la sien de las estrellas.


Y un puente levadizo comiéndose la noche.

Así, donde la luz empieza
y el silencio abre la ventana de tus pestañas,
una mañana de labios
asciende a la brisa para besarlos.

Asterio